917 569 780 Lunes - Viernes 09:30 - 21:00 | Sábados 10:00 - 14:00
La fisioterapia y el cólico de lactante

La fisioterapia y el cólico de lactante

La fisioterapia pediátrica es una disciplina que puede ayudar mucho al recién nacido en su etapa de lactancia, dado que con frecuencia presentan alteraciones digestivas como el cólico, pero también otras como el reflujo gastroesofágico, estreñimiento/diarrea…

Esta disciplina necesita de un fisioterapeuta especializado en diagnóstico y tratamiento, además de tener un conocimiento exhaustivo de la anatomía, fisiología y biomecánica entre los 0 y 18 años, pues hay que conocer la evolución hacia la maduración de los diferentes sistemas, para detectar los fallos que se derivan de la misma.

Lo primero que hará el será descartar otro tipo de patologías mediante la elaboración de una cuidadosa historia clínica. Es importante descartar problemas como el reflujo gastroesofágico, la estenosis pilórica, las alergias alimentarias y la obstrucción intestinal.

Se debe buscar mediate test de movilidad y de palpación restricciones de movimiento o cambios en la calidad de los tejidos: temperatura, sudoración tensión, empastamiento, etc.

Además, ha de observarse el  aspecto del abdomen y su textura para catalogarlo como timpánico, espástico o mixto.

Esta clasificación nos permitirá elegir qué maniobras manuales sobre el abdomen están indicadas y cuáles no, así como la intensidad de las mismas.

Conclusiones. Si los cólicos no son muy agudos con unas tres sesiones de tratamiento los síntomas del cólico del lactante deberían estar prácticamente resueltos. Las reacciones al tratamiento variarán dependiendo de cada bebé y su historia, aunque tras la primera sesión ya se debe notar cierta mejoría si no hay otros problemas asociados

Además es conveniente enseñar a los padres algunas sencillas maniobras de masaje abodiminal para que ellos en casa puedan contribuir también al tratamiento y a la mejora de su bebé

Cerrar menú
WhatsApp chat